Las TIC y la información ayudan al desarrollo sostenible: estos son algunos de los hitos globales que favorecieron

Las TIC y la información ayudan al desarrollo sostenible: estos son algunos de los hitos globales que favorecieron

Nova 2

¿Recuerdas o imaginas un mundo sin Internet o teléfono móvil? Gracias a las tecnologías hoy en día podemos comunicarnos con familiares y amigos a través del móvil, correo electrónico y redes sociales. Podemos enterarnos de lo que pasa en el resto del mundo y también es posible estudiar y ayudar a quien lo necesite.

En un mundo globalizado, las tecnologías de información y comunicación (TIC) permiten encontrar nuevas soluciones a los problemas del desarrollo y cumplir así con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU. Además, ayudan a promover la competitividad, el crecimiento económico, el acceso al conocimiento, la inclusión social y la erradicación de la pobreza. En otras palabras, las tecnologías de la información nos permiten conocer y transformar. Por eso, desde el 24 de octubre de 1972 se celebra el Día Mundial de Información sobre el Desarrollo para reconocer la vital importancia que la difusión de información tiene en la solución de problemas.

El acceso a Internet llega, según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), a un 51,2% de la población mundial y la telefonía móvil crece de forma vertiginosa. Estos fenómenos suponen avances para el progreso mundial, pero existen otros hitos en el campo de las TIC que en los últimos años contribuyeron al desarrollo social y al acceso a la información y la tecnología. Estos son algunos de los más importantes.

Inclusión financiera digital para erradicar la pobreza. Más de 2.000 millones de personas en el mundo no tienen cuentas bancarias y está demostrado que el acceso a servicios financieros digitales contribuye a salir de la pobreza. En noviembre de 2017, la UIT en colaboración con varias entidades asociadas puso en marcha un programa mundial destinado a acelerar la inclusión financiera digital en los países en desarrollo.

Las soluciones basadas en las TIC pueden ayudar para aumentar el rendimiento de la agricultura y, a su vez, reducir el consumo de energía, haciendo que las prácticas agrícolas sean más eficientes. Por ejemplo, la tecnología del Internet de las Cosas (IoT en sus siglas en inglés) puede hacer un seguimiento de las condiciones ambientales y del suelo, lo que reduce los posibles daños a los cultivos y mejora la productividad agrícola mediante el uso de grandes cantidades de datos (big data). También permite que las personas del campo accedan a información y conocimientos capaces de optimizar la productividad y el rendimiento de sus cultivos. Soluciones TIC como estas permitieron que la población en los países en desarrollo que no estaba bien nutrida bajara del 15% en 2000 al 10,6% en 2015.

La interacción directa con la persona enferma, la informática sanitaria y la telemedicina pueden mejorarse mediante una mayor conectividad. El uso de las tecnologías digitales para reforzar la prestación de servicios de salud pública está detrás de proyectos como Be He@lthy, Be Mobile, una colaboración entre la UIT y la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ayuda a los gobiernos para prestar servicios de salud en el caso de enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo mediante el suministro de información a millones de personas usuarias a través del teléfono móvil en sus países. La OCDE también destaca que las innovaciones en la atención sanitaria aportan al personal médico nuevos recursos para mejorar la salud de las personas enfermas. Gracias a sistemas IoT, telefonía fijo y móvil y, más recientemiente, la tecnología 5G, la vigilancia de la persona enfermas puede realizarse en tiempo real, proporcionando datos sobre su salud, lo que reduce costes, ahorra tiempo y facilita la mejora de los diagnósticos.

La educación es otro de los grandes ámbitos donde las TIC contribuyen positivamente. Los servicios de comunicación móvil ya están generando oportunidades para grupos desfavorecidos de la población, que tienen bajos ingresos o bajo estatus socioeconómico, especialmente en mercados emergentes. En particular, el acceso a plataformas educativas en línea reduce una de las barreras más grandes para el logro de una educación de calidad universal: la falta de acceso a materiales educativos. En este sentido, Internet y una mejor conectividad son claves. A nivel global, la ONU puso en marcha a campaña Aptitudes digitales para el empleo digno, que busca dotar a cinco millones de personas jóvenes de competencias digitales para el empleo antes de 2030, en consonancia con los ODS, siendo esta la primera iniciativa global en todo el sistema de las Naciones Unidas destinada a fomentar el empleo juvenil en todo el mundo.

En general, las TIC pueden lograr resultados a una escala, velocidad, calidad, precisión y coste que eran inconcebibles hace tan solo una década con el objetivo de acelerar el cumplimiento de cada uno de los 17 ODS. Son medios para suministrar bienes y servicios de calidad en los ámbitos tales como la atención sanitaria, la educación, las finanzas, el comercio, la gobernanza y la agricultura. Pueden contribuír a reducir la pobreza y el hambre, mejorar la salud, crear nuevos puestos de trabajo, mitigar el cambio climático, mejorar la eficiencia energética y hacer que las ciudades y las comunidades sean sostenibles.